Nosotros

Ònia Garcia Fernandez

El Yoga no llegó a mi vida por casualidad.

Tengo claro que Dios tenía sus planes, y como bien sabía que estaban por llegar situaciones complicadas me quiso ofrecer las herramientas necesarias para transitarlas en paz. Estas herramientas me han proporcionado la capacidad de ver la vida desde otra perspectiva, viendo los obstáculos como grandes oportunidades de crecimiento y entendiendo que yo soy 100% responsable de mi vida y que todo aquello que construya dentro se verá reflejado fuera.

La vida no es más que un hermoso viaje de aprendizajes y la única manera de recorrerlo en paz es a través del amor. El amor hacia todo y todos sin excepción. Mi ser ama compartir su experiencia y acompañar a quienes necesitan de su paz interna.

Christian Ruiz Dorantes

Desde siempre busqué en la ciencia y la filosofía respuestas a las preguntas que todos nos hacemos. Tuve la suerte de conectar con mi primer maestra y de ahí que se me abriera el camino de la práctica de Yoga, un lugar que te dispone a explorar tú propio camino para experimentar tus respuestas. La vida marca un contexto de aprendizaje para el que si bien estamos totalmente capacitados, la mente duda de nuestro potencial. El camino hacia el corazón es simple: permite. Los cambios de perspectiva que hay que transitar son necesarios, y la calma que se encuentran tras el velo de lo que creemos, es el regalo.

Y eso justo es lo que te invito a hacer, mostrate las herramientas y posiblidades para que puedas andar tu propio camino hacía la paz, el amor y la felicidad.

Nos conocimos en 2017 en un taller de Ashtanga Vinyasa en el centro de nuestra amiga Vanesa, Amaluna Yoga. Años mas tarde, nuestras vidas quisieron unirse. Hoy convivimos con nuestras familias de personas y animalitos, siendo el yoga el lugar desde donde intentamo mover el resto de cosas en nuestra vida.

Advertisement